El video en los ojos de Mario Opazo
Videoerrante es su más reciente exposición en el Museo Miguel Urrutia.
Personas en un espacio artístico
Contenido

El río sin agua. La mujer sin poder. Colombia sin su gente. El ser humano ha trastocado su destino. La exposición Videoerrante en El Parqueadero del Museo de Arte Miguel Urrutia reflexiona a través de cuatro categorías de experimentación sobre distintas técnicas que el chileno Mario Opazo, curador de la muestra, ha podido ver en su trayectoria como docente y artista.  

Una fotografía de un arroyo seco en la Guajira llama poderosamente la atención de los asistentes. Frente a la árida imagen a través de dos canales de amplificación analógico, se escuchan los sonidos registrados por el afluente antes de su desaparición. En las últimas semanas el país ha escuchado de la agonía del río Cauca, así que el grito del artista Leonel Vásquez, uno de los creadores de la exposición, no es lejana a nuestros días.

“Esta obra, al contrario de ser reveladora, lo que está buscando es ver a través del arte las maneras propias de encontrar un lugar para darle explicación a lo que sucede. Desde esa experiencia sensible entender esas relaciones dañadas. Es estar a la escucha de las aguas, del tiempo, de los ritmos”, asegura Vásquez. El paisaje sonoro que nos habla de lo que fuimos, de las prácticas egoístas del Hombre, que eran vigentes hace 50 años y que lo seguirán siendo seguramente.

A su lado una mujer lucha contra su sombra. Paola Correa indaga sobre el cuerpo. El feminismo en auge se suma a la propuesta, y este a su vez se teje a un grupo de pájaros que se alzan en la Colombia profunda, una interpretación del artista Gustavo Gutiérrez de la guerra a través de los eufemismos y personajes míticos que vistieron de sangre los campos del país. Los temas de la exposición son posturas políticas y de resistencia.

Mario Opazo, artista reconocido, entre otras cosas, por ser el llamado a instalar en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el monumento de la paz -hecho con las armas que abandonaron los miembros de las Farc-, participó en el Programa de Estímulos 2018 de la Red Galería Santa Fe, animándose a convocar a sus pares en una especie de vinculo genético y explorando desde las técnicas de video sus búsquedas individuales.

Opazo dice que “Videoerrante es la voz de una exposición colectiva en la que se instalan mis reflexiones respecto a algo. Lo que constituye la muestra es una suerte de constelación de cuatro categorías, o cuatro líneas, en las que yo todo el tiempo estoy, incluso como espectador de obras de vídeo experimental, tratando de meterlas dentro de estas categorías. He armado un mapa que es muy diverso, muy variado, al que se le pueden ir sumando otras moléculas de esa constelación”.

Los artistas latinoamericanos, de distintas generaciones e intereses se agrupan alrededor de las cuatro líneas que hablan de aspectos técnicos y poéticos del vídeo. Propuestas tendenciosas que se refieren al medio como tema, la apropiación y la intensificación de herramientas alternativas, los linderos gramaticales que hablan de la forma particular en la cual los artistas crean relaciones entre los elementos de la imagen en movimiento y nuevas narraciones. Y una última tiene que ver con novedosas maneras de contar.

La atrevida exposición confronta al espectador con ingeniosas técnicas, las preguntas de los artistas y el caos. Este encuentro poético con la imagen permite que se bajen los ritmos propios de la modernidad. El exceso de conexión virtual, la anarquía del tiempo, todo entra en relación para desmantelar la pantomima. El autor nos deja ver que todo es una ficción.

La exposición estará abierta hasta el próximo 10 de marzo, de lunes a sábado de 9:00 a.m. a 7:00 p.m., y  los domingos de 10:00 a.m. a 5:00 p.m.

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
5 + 0 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4