Noticias

Abiertas Becas Arte y Memoria sin Fronteras

Son $594 millones en estímulos con los que el Idartes apoya procesos locales, realizados por organizaciones sociales y comunitarias.
Las Becas Arte y Memoria sin Fronteras buscan beneficiar prioritariamente a las mujeres, jóvenes en alto riesgo, víctimas del conflicto armado y comunidades campesinas.
Contenido

El arte como reparador social y emocional. Las prácticas artísticas como dispositivos de la memoria y como estrategia para tejer comunidad. La resignificación del territorio y del conflicto. La reparación simbólica. Las resistencias que se generan desde las producciones artísticas. Estos son algunos de los procesos que se quieren abordar en las cuatro convocatorias de la Línea Arte y Memoria sin Fronteras que hacen parte del Programa Distrital de Estímulos - PDE 2022 del Instituto Distrital de las Artes – Idartes, que estarán abiertas hasta el 23 de mayo y buscan beneficiar prioritariamente a las mujeres, jóvenes en alto riesgo, víctimas del conflicto armado y comunidades campesinas. 

“Desde la Línea Arte y Memoria sin Fronteras del Idartes estamos trabajando de la mano con las organizaciones sociales y los colectivos que se están pensando a partir de sus historias y sus territorios. Las cuatro becas vigentes buscan favorecer de manera directa a aquellos que han sido históricamente discriminados, marginalizados y violentados por distintas causas y contemplan procesos de creación, circulación, apropiación, investigación, y emprendimiento alrededor del arte, que permitan promover ejercicios de memoria individual y colectiva en los territorios”, señala Diana Salavarrieta, líder de la Línea Arte y Memoria sin Fronteras.

Las becas de la Línea Arte y Memoria sin Fronteras están pensadas para agrupaciones y/o colectivos de agentes sociales, culturales y comunitarios, que no deben ser necesariamente artistas, pero que adelantan procesos artístico culturales en los territorios para promover ejercicios de reflexión sobre el pasado, el presente y el futuro. Estas iniciativas favorecen procesos de reconstrucción de tejido social, convivencia, reparación simbólica y construcción de paz en los territorios, priorizando causas comunes que ayuden a tejer lazos comunitarios y le den sentido a la pregunta por lo memorable. Así, se pueden visibilizar voces subalternas que han sido silenciadas, calladas y oprimidas por otras memorias hegemónicas que han legitimado ciertas narrativas que hacen parte de la memoria pública. 

En ese sentido, la Beca Festivales Arte y Memoria al Barrio y/o a la Vereda busca apoyar el desarrollo de festivales locales urbanos o rurales con enfoque territorial, que involucren una o más de dos áreas artísticas: artes plásticas, cine, literatura, danza, teatro y música, como una manera de promover la reconstrucción de la memoria, la reconciliación, la reparación simbólica y la construcción de paz en los territorios donde el acceso a las artes ha sido restringido. Será un total de 255 millones de pesos en recursos que se entregarán a través de 15 estímulos individuales, cada uno por valor de 17 millones de pesos, y dos de esos estímulos serán para apoyar festivales rurales que se desarrollen en Usaquén, Suba, Chapinero, Santa Fe, Usme, Sumapaz y Ciudad Bolívar.

Otra opción disponible para agentes artísticos en la ruralidad es la Beca iniciativas rurales en Arte y Memoria que, con recursos por 75 millones de pesos, apoya propuestas de formación, circulación, creación, apropiación e investigación que promuevan la reconstrucción de la memoria histórica. La convocatoria priorizará en el proceso de evaluación la participación de las mujeres y la población campesina como integrantes de las propuestas.

Además, las agrupaciones y los colectivos ganadores en versiones anteriores de la Becas Festivales de arte y memoria (2017-2021), están invitados a participar en la Beca Festivales Arte y Memoria al Barrio, que tiene como objetivo promover ejercicios colectivos de construcción de  memorias, que favorezcan espacios para la reconciliación, el encuentro de diversidades, la reparación simbólica y la construcción de paz  en las localidades de Bogotá, con la entrega de 160 millones de pesos a través de ocho estímulos individuales, cada uno por valor de 20 millones.  

La Beca Arte y Memoria sin Fronteras, por su parte, entregará 104 millones de pesos a procesos sociales que se generan alrededor del arte como reparador social y emocional, como reparador simbólico y como herramienta para tejer comunidad y fomentar el encuentro de las diversidades.

Son $594 millones en estímulos con los que el Idartes apoya procesos locales, realizados por organizaciones sociales, y comunitarias, urbanas y rurales que trabajan procesos en torno al arte y la memoria.

Toda la información detallada sobre estas convocatorias está disponible en este enlace. 

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
2 + 0 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4
Etiqueta