Entrevistas
VII Panadería, un nuevo Punto de Encuentro de Libro al Viento
Ubicado en el barrio San Felipe, este espacio se suma a los cerca de 260 lugares donde está Libro al Viento.
VII Panadería. Foto: Pablo Andrade
Contenido

—¿Por qué VII Panadería? ¿Por qué ese número?
—El siete es el número perfecto, el de las justas proporciones. Es un número primo y solo se puede dividir por él mismo. Lo que ocurre aquí, solo ocurre aquí, en VII Panadería. No sé si me entiende.

Cuando María Juliana Duque cursaba sexto semestre de Comunicación Social en la Universidad Javeriana —hace ya algunos años— cayó en cuenta de que algo estaba mal, que se estaba equivocando. “Lo que me gusta hacer es cocinar”, pensó. Aun así, terminó sus estudios. “Lo que me gusta hacer es leer y escribir”, pensó también.

Así nació VII Panadería, un proyecto que ya lleva 13 años —primero en La Calera y desde hace dos en el barrio San Felipe (Carrera 22 No. 74-10, Bogotá)—. “Siempre me ha gustado escribir y siempre me ha gustado leer y siempre me ha gustado cocinar. Así que decidí que lo que tenía que hacer era algo que uniera esos tres amores”, recuerda. En ese sentido, desde abril de este 2021, este espacio se convirtió en un nuevo Punto de Encuentro de Libro al Viento.

Este programa de fomento a la lectura del Instituto Distrital de las Artes - Idartes busca transformar los canales y lugares habituales de circulación del libro y la literatura. Desde 2004 se han impreso 152 libros —cerca de 5.350.000 ejemplares, además de 1.206.000 de descargas digitales— y su catálogo se sigue robusteciendo cada año. Los ejemplares de Libro al Viento son bienes públicos, por ello, su estrategia de distribución se enfoca en que no permanezcan en colecciones particulares, sino que se espera que, una vez leídos, se dejen libres para que otros lectores puedan disfrutarlos.

 

VII Panadería. Foto: Pablo Andrade

¿Cómo comenzó VII Panadería?

Mi bisabuela fue panadera y mi abuela era una cocinera tremenda, y con mi mamá el parche siempre ha sido cocinar. Mi abuelo es otra historia. Él tenía una biblioteca parecida a la de La Bella y la Bestia, e ir hasta ahí era como un honor. Se trataba de un espacio de consulta, un lugar de conversación, un momento para escribir. Creo que por eso decidí que lo que tenía que hacer era unir muchas cosas: la delicia de cocinar, la delicia del hacer, la delicia de la lectura, la delicia de escribir.

 

¿Qué pasó después?

La panadería poco a poco se fue consolidando y se fue especializando y se fue redondeando, como en un círculo vicioso: entre más acaricias el pan, este se hace más redondo. En 2019 llegué al barrio San Felipe, justo antes de la pandemia. Esta sigue, y a pesar de las dificultades, ha sido una oportunidad para completar las fichas de este juego, de este rompecabezas. La pandemia me ha permitido acariciar el silencio y retomar situaciones o planes que tenía en el tintero, como por ejemplo ser un Punto de Encuentro de Libro al Viento.

 

¿Por qué ese interés?

De hecho conocí Libro al Viento mientras estudiaba Cocina en Argentina. Allá hay un programa similar. Me encantó la dinámica de fomento a la lectura, empecé a investigar y encontré esta colección. Al regresar, no tenía un lugar para los libros, pero la idea ya estaba: quería que VII Panadería fuera un espacio de conversación y de silencio alrededor de la lectura.

 

Como lectora, ¿qué libros la han marcado?

Creo que puedo nombrar varios, pero me quedo con El maestro y Margarita, de Bulgákov y La vida de Pi, de Yann Martel.

 

¿Qué significa a nivel personal la panadería?

Significa paz. Significa tranquilidad. Significa poder salir del derroche de banalidad actual y aprovechar encontrarme en un silencio creativo, fantástico, más agradable.

 

¿Por qué seguir contando historias?

Yo creo que si no lees, no te pasa nada. Nunca. Es una forma de cultivarse, de tener una perspectiva, un punto de vista, una manera de estar.

 

¿Por qué VII Panadería está aquí, en el barrio San Felipe?

Me encanta este lugar. El barrio se caracteriza por tener a la mano un montón de manifestaciones artísticas: pintura, escritura, cocina, baile, canto. Es un espacio en la ciudad en el que la gente se puede expresar de una manera diferente. Cuando llego aquí me siento más curiosa, como más tranquila de poder ser auténtica y no aparentar. Y sí, VII Panadería está donde tiene que estar, donde todo puede ser posible, como en los libros.

 

Por Juan José Cuéllar

Explore el catálogo digital de las colecciones de Libro al Viento aquí.

Si quiere ser un Punto de Encuentro de Libro al Viento, escriba un correo a maria.jaramillo@idartes.gov.co.

 

VII Panadería. Foto: Pablo Andrade

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
8 + 1 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4