Crónica
El teatro bogotano... En medio de la pandemia
A un año de la muerte de Santiago García, el Teatro La Candelaria recuerda como ha sido este tiempo para la creación teatral.
Homenaje a Santiago García, foto de Pablo Andrade
Contenido

Patricia Ariza, Rafael Giraldo, Adriana Osorio y Alexandra Escobar coinciden en la idea de una jornada llena de nostalgia pero también de gratitud y esperanza por los logros que ha tenido el teatro en el último año, pese al difícil panorama al que se ha visto enfrentado por la pandemia y además por la partida de Santiago García.  Estos cuatro actores, directores y dramaturgos han hecho parte del Teatro La Candelaria, desde donde se organizó una gran caminata en homenaje a quien es recordado como el maestro del teatro colombiano.

¡El teatro colombiano vive! Era la consigna de las pancartas que este grupo de artistas llevaba en sus manos mientras caminaba en silencio por la carrera Séptima, en el centro de Bogotá, junto con otros tantos teatreros que se unieron a la jornada con vestidos negros y narices rojas. El objetivo: conmemorar el fallecimiento del maestro García y recordar cómo su legado se ha convertido en una responsabilidad para seguir creando y hablando del país, de sus momentos históricos, su contexto, sus problemáticas y sus tiempos más recientes a través de las artes escénicas.

Así lo considera Alexandra Escobar, en quien vive el deseo permanente de no abandonar el oficio ni el barco de la creatividad que, como señala, “es finalmente de donde se puede agarrar para seguir avanzando en esta difícil realidad en la que estamos”. Alexandra hace parte del grupo La Candelaria desde hace 24 años, es actriz, maestra y artivista.  Su manera de recordar al maestro García ha sido continuar con sus enseñanzas, persistir y, pese a estar en confinamiento, buscar la posibilidad de seguir en el ejercicio de la creación, además como una muestra de disciplina.

Lo mismo opina su colega Rafael Giraldo, quien recuerda las palabras de Santiago García al señalar que “el universo es tan grande que comparado con cualquier cosa que se nos pueda presentar, continuará”. Para Rafael, todos los problemas tienen solución y muestra de ello son las obras que han logrado crear en medio de la pandemia, así como los talleres de creación colectiva y los seminarios de formación de público que han realizado desde la virtualidad, demostrando que, como dice, se debe hacer todo lo que sea posible para que el teatro crezca y se desarrolle.

Y es que durante el último año y en medio de las restricciones ocasionadas por la pandemia en Bogotá, el Teatro La Candelaria logró estrenar cuatro obras. La primera de ellas fue Nayra, una puesta en escena que hace 15 años también dirigió el maestro Santiago García; El soldado y el combatiente, un trabajo que se realizó en convenio con la Orquesta Filarmónica de Bogotá - OFB, y dos obras unipersonales: Voces y retazos de Nora González y No estoy sola de Patricia Ariza.

Pero no solo eso, Rafael también recuerda que el pasado mes de marzo se desarrolló un laboratorio de creación colectiva para el sector educativo en alianza con la Gerencia de Arte Dramático del Instituto Distrital de las Artes – Idartes. “Nos alaga estar con tanta gente acompañándonos y apoyándonos como lo ha hecho el Idartes. En la clausura del laboratorio su Directora estuvo muy entusiasta del trabajo que estamos desarrollando y nos ha brindado un espacio y un apoyo muy generoso y afectuoso”, menciona.

Estos frutos del Teatro La Candelaria los celebra también su actual directora Patricia Ariza, quien en medio de la tristeza y el dolor que le ha causado la partida de su compañero de vida,  aplaude que el grupo teatral se mantiene unido y continúa creando pese al Coronavirus y las demás pandemias que azotan a Colombia, porque, según indica, crear y trabajar incesantemente es la mejor forma de guardar la memoria del maestro García, el director, actor, teórico, dramaturgo, pintor y poeta, como lo recuerda con agradecimiento y admiración.

Así también lo recuerda la actriz Adriana Osorio, para quien Santiago García sigue siendo el maestro del teatro colombiano por lo mucho que significó para el país como ser humano, como director y como compañero de escena. Ella, al igual que las decenas de personas que se reunieron para la conmovedora caminata, asegura que el teatro colombiano vive y perdurará por encima de cualquier circunstancia, de pandemias y de guerras porque, como señala, pese a ser una de las artes más difíciles porque exige la presencialidad, el teatro ha sido y seguirá siendo un luchador.

Reviva aquí el homenaje que se realizó al maestro Santiago García el 23 de marzo del 2021.

Por Yeimi Díaz Mogollón
El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
4 + 1 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4
Etiqueta