Artículos

Mil millones de pesos para el ecosistema musical de Bogotá

Conozca los 20 proyectos ganadores de esta beca que apoya procesos de investigación, creación, formación, producción y gestión
Evento becas ecosistema musical 2020
Contenido

¿Sabía que en Bogotá hay más de 48 órganos tubulares? Membo, un catálogo en línea que resultó ganador de la Beca para el fortalecimiento del ecosistema musical en Bogotá, reúne información y documentación musical sobre los órganos tubulares y otras colecciones musicales. Como este, otros 500 contenidos digitales de memoria e investigación, 18 producciones musicales y 140 obras originales fueron creados mediante esta beca. 

Esta fue una de las apuestas del Idartes para mitigar el impacto de la pandemia durante 2020, una oportunidad para la creación de propuestas que surgieron en la virtualidad y le permitieron a más de 600 agentes recibir una remuneración económica y mantener su actividad durante este año complejo, vinculando distintos eslabones de la cadena de valor de la música, que son fundamentales para la reactivación del sector y su economía. Así, teniendo presente que la investigación y la memoria permiten documentar las creaciones y producciones musicales, o que la formación es un proceso vital para nuevos públicos y consumidores culturales, esta beca se enfocó en beneficiar proyectos que pusieran en diálogo dos o más procesos. 

El pasado 13 de agosto, se realizó la socialización de los 20 proyectos ganadores de la primera edición de esta beca en la Cinemateca de Bogotá. Allí, la variedad de propuestas y emprendimientos dieron cuenta de la gran creatividad, el talento y la motivación de los participantes por buscar formas de integrar el sector para fortalecerlo, generar procesos de memoria y colaborar entre sí. “La pandemia nos permitió experimentar la música más allá de la tarima”, comentó Salomé Olarte, gerente de música del Idartes durante el evento de socialización. Con los resultados de esta beca es posible ver la inmensidad de posibilidades de creación alrededor de la música y otras disciplinas afines. 

Iniciativas tan diversas como los festivales Viva el planeta o Jazz Tropicante, producciones discográficas como Más allá del mundo de Burning Caravan, Manjit1 de Ali A.K.A. Mind y La música andina colombiana de Terig Tucci, del Quinteto Leopoldo Federico; proyectos innovadores para la circulación y formación musical virtual, como Tambor Alegre, Marching4, Cello Tracks o Bakatar; contenidos audiovisuales como Gaiteros Rodantes y Xicochi, Xicochi Conetzintle, o laboratorios de creación como Grita Lab o Regio Lab son algunos de los proyectos que se beneficiaron con este estímulo, pero que además impactaron a 60.000 personas que hicieron uso de los contenidos a través de las plataformas digitales.

En la socialización de resultados de esta beca, los líderes de cada propuesta coincidieron en la importancia de que esta beca se mantenga más allá de la pandemia, pues permite crear espacios de diálogo e interdisciplinariedad, así como desarrollar herramientas de gestión y difusión que se han vuelto parte fundamental del quehacer artístico. 

Sanda Parra, de Cello Tracks, por ejemplo, aprovechó sus palabras para agradecer al Idartes por “leer la urgencia que tenemos como sector y crear este tipo de estímulos”. Por su parte, Grita Lab, obtuvo resultados importantes como la creación de ocho nuevos proyectos que surgieron de este espacio, como son un festival sostenible o una cooperativa para músicos. “Las cifras nos dejan muy contentos y nos permiten decir que, no solo pudimos reactivar nuestros proyectos, sino contribuir a otros del sector. Además, viene Grita Lab Mujeres”, comentó María Linares, representante de esta iniciativa. El colectivo Marching4 destacó que mediante esta beca fortaleció la visibilidad de las bandas de marcha en Bogotá, gracias a lo cual consiguió un logro importante: el reconocimiento de este tipo de agrupaciones como agentes artísticos del sector. 

De este estímulo resultaron proyectos que fortalecen el ecosistema de la música en la capital, no solo por la función que cumplen los nuevos contenidos producidos, sino, sobre todo, por propiciar el trabajo colaborativo. De esto, dan cuenta las palabras de uno de los miembros de Suena que Suena, emprendimiento de economía solidaria a través de conciertos y trueques: “Con esta oportunidad, entendimos que juntos sonamos más bonito”. 

Conozca cada uno de los proyectos, aquí.

 

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
7 + 10 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4