Artículos

El poder de la música en los movimientos sociales

“Canta, vive, alza tu voz” es el slogan del Festival Centro en 2022.
Concierto de mujeres en el Festival Centro 2019 - Foto: FUGA
Contenido

Luego de trece años de continua realización, el Festival Centro es otro de los baluartes culturales que tiene Bogotá. Es una de las grandes apuestas de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño - FUGA para la circulación de artistas y la activación del centro en el inicio de cada año. “Nosotros nos encargamos de la transformación cultural del Centro”, afirma Margarita Diaz, directora de la FUGA. Conversamos con ella sobre esta decimotercera edición que se desarrollará del 20 al 23 de enero de 2022.


¿Cómo se pensó el Festival ahora que estamos en reactivación?

Este año hay una temática específica. A medida que fuimos viendo lo que estaba pasando en el país, todos los movimientos sociales, el encuentro de jóvenes que hubo en cada uno de estos espacios de la ciudad y toda la oferta artística que los mismos movimientos sociales presentaron durante tantos días en la calle, decidimos hacer un reconocimiento. Nos preguntamos cómo la música hace parte de las manifestaciones sociales; cómo es un lenguaje que utilizan los artistas y las personas para encontrarse y opinar, para expresarse y manifestar todas sus emociones. Así definimos el lema: “Canta, vive, alza tu voz” y la imagen del Festival, inspirada en todos los carteles que estuvieron en las protestas de 2021.

Entonces el cartel fue escogido de acuerdo con el rol que han cumplido los artistas en todo el tema de expresión y movimientos sociales; por eso tenemos personajes como César Mora, que hace muchos años participó en los movimientos sociales y su voz fue muy enérgica. En la franja académica, por ejemplo, vamos a estar con César López, quien fue muy activo en el último movimiento, o el grupo Todo Copas que siempre se presentó en lo que era la L del Bronx y que en cada una de estas manifestaciones estuvo acompañando a los jóvenes. 

Por otro lado, el Festival Centro hay que pensarlo desde mitad de año. Para ese momento teníamos autorización sólo del 25% de aforos. Pensamos en un festival híbrido. Pero cuando aprobaron el 100% de los aforos, nos dimos cuenta que teníamos que garantizar ese reencuentro que está pidiendo la ciudadanía. Por eso decidimos que el Festival en 2022 sería completamente presencial. Nos vamos a volcar al espacio público y a equipamientos culturales reconocidos en el centro: Bronx Distrito Creativo, Auditorio Universidad CUN, Centro Cultural Gabriel García Márquez, Teatro Jorge Eliécer Gaitán, Muelle de la FUGA.

Eso es lo que tenemos este año, un enfoque de reactivación y reencuentro con el sentido de lo que la música representa y ha representado en los movimientos sociales.


Entre septiembre y octubre hubo convocatorias para definir jurados y músicos. ¿Cómo funcionaron? ¿Qué intereses y criterios tiene el Festival al seleccionar? 

El Festival siempre ha querido ser plataforma para nuevas ofertas musicales en Bogotá y a nivel nacional. En 2020 quisimos enfocarnos mucho en nuestro nicho, en nuestro ser que es el centro de Bogotá y, en el marco del Programa Nacional de Estímulos, lanzamos una convocatoria específica para artistas de las tres localidades que conforman el centro: Los Mártires, La Candelaria y Santa Fe. Ahí buscamos catorce bandas o DJs y los jurados para acompañar el proceso. En 2021, volvimos a abrir la convocatoria y tuvimos muy buena acogida. Diez de esas bandas nos van a estar acompañando.

Queremos servir de plataforma y mostrar lo que se hace en el centro. Ese es el objetivo que tenemos desde la FUGA con esta convocatoria. En el centro de Bogotá hay muchos procesos, muchas redes de creadores que tenemos que fortalecer y ayudar a circular. En el Festival, los artistas del centro pueden compartir escenario con los otros artistas escogidos a través de nuestro comité curador, sean de talla internacional o bandas locales y nacionales posicionadas.

¿Cómo va a ser el componente académico en 2022?

A partir del tema central del Festival, nuestros invitados van a hablar sobre la forma en que la música ha tomado parte en momentos de tensión social y  política, tanto en Colombia como en el mundo, en diferentes momentos de la historia. Contaremos con diferentes referentes de la música, algunos serán los mismos artistas que nos están acompañando en tarima, más otros invitados que van a contar su experiencia. Estos encuentros también se piensan entendiendo que entramos este año en un momento en donde se tomarán muchas decisiones en el país y es importante que podamos continuar conociendo cómo el arte participa y debe participar y cuál es su rol en esas decisiones.
 

Este año se lanzaron las memorias de lo que ha sido el Festival Centro, ¿qué importancia tienen las memorias en un festival?

Cuando los festivales son públicos, dependen de las administraciones que cambian cada cuatro años. Las memorias son una bonita experiencia porque ahí nos dimos cuenta de cómo se ha mantenido el origen y el espíritu del festival. Es muy importante que los festivales no sean simplemente eventos. Entonces, para nosotros como festival público es muy importante ir llevando las memorias que den cuenta de la influencia y el impacto que tiene este festival en el centro de Bogotá, en los artistas del centro de Bogotá, pero además a escala bogotana y nacional. Ello incide en que esos procesos se mantengan y que el espíritu del festival pueda continuar en cada una de sus versiones.

El Festival Centro está muy posicionado, es del corazón de la entidad, nació aquí y seguramente se quedará aquí, pero necesitamos que se continúen los procesos que llevan trece años. Entonces, las memorias son una forma de continuar con ello y nutrir las versiones que siguen. 

Toda la programación del 13° Festival Centro aquí

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
5 + 3 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4