Noticias

El día que una constelación de estrellas pisó la Tierra

Los cuerpos celestes de esta historia no están en el lejano firmamento sino sobre el cemento.
Los cuerpos celestes de esta historia no están en el lejano firmamento sino sobre el cemento.
Contenido

Ninguno de los presentes habría podido negar que aquellas estrellas emitían una luz especial, hubo quien gracias a sus destellos tomó las fotografías que acompañan este artículo, incluso, alguien se quedó sin habla. El más osado dijo que eran esculturas vivas y todos asintieron ante tan poética definición. Lo cierto, es que esas estrellas estaban cerca, cerquísima y no quemaban, como podría hacer el Sol a quien intente aproximarse.

Formaban una constelación, sí, pero contrario a la Osa Mayor, Orión o Géminis, estas estrellas no tienen millones de años sino entre 7 y 17 y no están en el firmamento, sino que provienen del Crea Villas del Dorado y llegaron a la Universidad Javeriana en medio de un intercambio de saberes que se realizó con el pregrado en artes escénicas.

“Yo no me esperaba algo tan increíble. Estoy muy emocionada porque yo nunca había visitado un lugar así, ver los lugares a los que nos puede llevar la danza, es realmente increíble”, dijo Sara Rubiano Hernández de 11 años, una de las jóvenes que hizo parte de esta experiencia.

Durante el encuentro, que se llevó a cabo en la facultad de artes, el colectivo Sueño de Tango participó de un taller de danza contemporánea y asistió a una muestra artística de los estudiantes de la carrera de Artes Escénicas.

Así, de la mano de la bailarina y coreógrafa Sara Fonseca, el grupo de jóvenes experimentó con diferentes movimientos corporales, transmitiendo sentimientos y vivencias que culminaron en la elaboración de figuras coreográficas que hacían símiles con cuerpos celestes como las estrellas.

“El sentimiento, no hay uno solo, son un montón de emociones porque es una experiencia muy bonita que no cualquier persona tiene la posibilidad de vivirlo. Tener la oportunidad de vivir esto, es muy bonito”, afirmó Daniela Cuevas de 17 años y también integrante de Sueños de Tango.

Tanto para Sara como para Daniela, visitar la universidad dio forma a algunos sueños que venían rondando sus mentes y que incluyen las prácticas artísticas que han aprendido en el Centro de Formación Crea y la posibilidad de hacer de ellas una herramienta para la vida.

“Creo que todo el mundo nos habla del lenguaje oral y no mucho del corporal y el hecho de conocer un poquito más a fondo las posibilidades que brinda la danza y estar acá, es confirmar que todos los días se sigue aprendiendo y que el arte abre muchas puertas”, añade Daniela.

De la misma manera, Sara comparte la certeza de que las experiencias que vive en el Programa Crea traen consigo aprendizajes para la vida. “El cuerpo transmite muchas vibraciones, muchos mensajes. No sólo las palabras transmiten cosas, sino también el cuerpo, independientemente de que uno quiera dedicarse en el futuro a la danza o quiera hacer otras cosas, lo que se aprende en estos salones es importante para la vida”, añade la pequeña.

Este encuentro fue el primero de varios que el Programa Crea planea realizar en alianza con la Universidad Javeriana y que tiene como fin dar a conocer el trabajo que se realiza en el Instituto Distrital de las Artes – Idartes a nivel pedagógico y territorial.

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
1 + 4 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4
Etiqueta