El encanto del Jazz se tomó el Bronx
Jazz al Parque llegó por primera vez al corazón de Bogotá, contagiando de alegría a los más de dos mil asistentes.
Hombre Batería
Contenido

Las melodías resultantes de la fusión de saxofones, pianos y voces extraordinarias, borraron los más oscuros recuerdos que los asistentes al concierto de Jazz al Parque en La Milla, tenían sobre las décadas de horror que se vivieron en la antigua zona del Bronx, enviando aquellas memorias a la penumbra. 

Al principio, parecía absurdo y descabellado que un espectáculo de tal magnitud se realizara en el Bronx Distrito Creativo, sin embargo, aquellos que han escuchado jazz por años, saben que este género nace en el corazón de las ciudades, por eso, le apostaron a aventurarse y ser testigos del renacer de un movimiento en una zona icónica y de transformación en Bogotá. 

Aunque muchos de los presentes pensaban que la zona no era segura, comprobaron lo contrario al ver toda la logística y la belleza del lugar. Las luces que ambientaban la zona, la imponente arquitectura del Batallón de Reclutamiento del Ejército, el contraste con el delgado edificio de La Flauta, donde en algún momento funcionó el Museo Geológico de Colombia, la asombrosa vista del reloj de la Basílica Menor del Voto Nacional que a lo lejos se divisaba y las notas características del jazz en un concierto sin precedentes, hicieron de esa noche un momento inolvidable; y esta vez, no precisamente por aquel mito relacionado con los viernes 13.

Todo inició sobre las 5:00 p.m., cuando aparecieron en el escenario Romengo & Monika Lakatos, una agrupación que desde Hungría llegó a contagiar a los presentes con un sonido envolvente que se mezclaba con ritmos gitanos. Lo más sorprendente fue el uso de instrumentos tan simples como latas y cucharas, para alcanzar un nivel de primera en su presentación. No se necesitaba tener el oído educado ni ser melómano para disfrutar las bondades del jazz con esta presentación.

Adentrándose la noche, llegó desde Cali, Espiral7. Su presentación fue como un viaje cultural que inició con ritmos característicos del jazz y poco a poco se iban compenetrando con notas folclóricas del Pacífico; combinándose además con elementos de otros géneros como salsa, samba, bossa nova, música latinoamericana, flamenco, rock y funk. Sin duda alguna, el talento colombiano triunfó, convenciendo al público que si existen las fusiones perfectas. 

El cierre no pudo ser mejor. Los británicos Steam Down, llegaron desde el sudeste de Londres a conectarse con los asistentes, con la energía desbordante que caracteriza a su extensa familia musical. Los paisajes sonoros europeos transportaron a cientos de personas que disfrutaban del concierto a vivir experiencias citadinas, desconectándose de la realidad.

Es un hecho que el centro de Bogotá está viviendo un cambio y todos sus habitantes son testigos de ello. El concierto que conmemoraba la edición número 24 del Festival Jazz al Parque, el viernes 13 de septiembre de 2019 en el Bronx Distrito Creativo se convirtió en una experiencia única tanto  para fanáticos del jazz como para los ciudadanos que tuvieron su primer acercamiento con este género.

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
6 + 8 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4
Etiqueta