Noticias TJEG

Noticias

El amor propio se vive y se goza en El templo del placer

Esta obra cuenta la historia de un grupo de amigas que va a un templo a buscar la cura del mal de amores.
Teatro Jorge Eliécer Gaitán
Contenido

“Amarse a sí mismas sobre todas las cosas” es la consigna principal en El templo del placer, obra que, bajo la dirección de Marisol Correa Vega, se presentará el viernes 29 de abril a las 7:00 p.m. en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, con el propósito de promover el amor propio por medio de la autogestión del placer.

El templo del placer cuenta la historia de un grupo de amigas que visita el Templo, un lugar donde encontrarán mucho más que una solución al mal de amores. “Donde hay placer no hay dolor”, profesa la sacerdotisa que lidera la secta que se reune en ese sitio. De esta manera, luego de varios tequilas y de una amplia exposición sobre el clítoris, cada una se siente libre de confesar sus deseos más íntimos pero también sus miedos, reticencias y las libertades que les provocan el amor y el sexo. Al final de la obra, una sinfonía orgásmica llega para liberar tensiones, sanar corazones rotos y alegrar la vida de fieles e infieles. 

Acá se propone una antesala que consiste en la instalación de varios teléfonos en los que se escuchan confesiones de mujeres provenientes de diferentes países. Cada una de ellas relata una experiencia íntima/erótica relacionada con el onanismo o con el amor propio. 

Marisol Correa Vega, directora, dramaturga y actriz, explica que esta pieza teatral surge a raíz del lanzamiento de su  libro Volver a mí. Según ella, se pensó una puesta en escena con el objetivo de darle mayor visibilidad al tema de la sexualidad femenina, al tiempo que se hace una exposición sobre la anatomía de la mujer. Por ello, esta se enmarca en un contexto ligero y de comedia que le permite al espectador aprender mientras se divierte. 

“La idea de hacer una puesta en escena sobre el tema nace del libro, pero adquiere su propia identidad al redondear el concepto de una religión onanista que busca transformar los gemidos de llanto en gemidos de placer. La hipótesis de amarnos a nosotros mismos lo suficiente como para no depender de otras personas se fortalece al entender que podemos ser felices estando en soledad, que no nacemos incompletos y que el amor ni puede con todo, ni dura para toda la vida”, dice Correa Vega, actriz de la escuela del Teatro Libre de Bogotá y realizadora de cine graduada de la Universidad Nacional de Colombia. 

La compañía Sexágono le da vida a esta historia de amor y hedonismo. Se trata de una agrupación de actrices independientes que nace como una extensión de grupos de teatro y proyectos artísticos de diferente índole, pero sobre todo de la necesidad de gritar en conjunto aquello que normalmente callan las mujeres en la intimidad

“Los bogotanos no se pueden perder El templo del placer, porque será una obra que nos va a llenar de amor, nos va a mejorar nuestra vida sexual y porque, en últimas, va a mejorar nuestras relaciones interpersonales”, concluye Marisol Correa.

 

El anterior contenido ¿ha sido de utilidad?
4 + 4 =
Resuelva la operación matemática planteada y escriba el resultado. Ejemplo, 1+3, escriba 4