Bogotá contada 3

Con esta tercera entrega de Bogotá contada se da continuidad a una exploración literaria y urbana que comprende ya a 32 escritores de 16 nacionalidades. A lo largo de los tres volúmenes publicados hasta ahora pueden resaltarse algunas constantes y recurrencias, como el clima impredecible y la presencia tutelar de los cerros, así como ciertas inflexiones del habla bogotana, entre otros rasgos que por acumulación van formando la imagen de ciudad que más resalta a los ojos del visitante.

Siete retratos

José Joaquín Jiménez —o simplemente Ximénez, el nombre con el que firmó sus textos más emblemáticos— es, junto con Ismael Enrique Arenas, Felipe González Toledo y Rafael Eslava, uno de los cuatro grandes de la crónica roja entre los años treinta y cuarenta del siglo XX en Colombia, pero sus historias de calles, antros y arrabales, de hampones, suicidas, prostitutas y gente del común, escritas con una prosa que bebía del folletín y la picaresca, y no pocos toques de ficción —algo impensabl

Once poetas holandeses

Holanda está situada en un delta donde tres grandes ríos europeos desembocan en el mar. Del mismo modo que el agua europea fluye por el fértil paisaje holandés, la tradición literaria europea discurre por las igualmente fértiles letras holandesas. Por lo que atañe a la poesía, esto ha dado lugar a un moderno y variado paisaje, que, en palabras del destacado poeta local Tonnus Oosterhoff, se caracteriza por su «riqueza similar a la de la selva lluviosa».

Fábulas de Iriarte

Don Tomás de Iriarte publicó en 1782 sus Fábulas literarias, en donde se desmarcaba de sus contemporáneos y antecesores fabulistas porque las suyas, sin descuidar los aspectos morales, se ocupaban exclusivamente de la literatura: la vanidad, la envidia, las influencias, la tradición, el mérito, los lectores, los críticos.... Ofrecemos a nuestros lectores, en este Libro al Viento 116, una selección de 18 Fábulas literarias bellamente ilustradas por Ólga Cuéllar.

LIBRO AL VIENTO

Libro al Viento es un programa de fomento a la lectura que busca transformar las canales y lugares habituales de circulación del libro y la literatura. Se trata de salir al encuentro de posibles lectores en espacios no convencionales como parques, transporte público, salas de espera, plazas de mercado, centros penitenciarios, hospitales, entre otros, y de posibilitar una circulación alternativa del libro: los ejemplares son un bien público, por ello se espera que, una vez leídos, se dejen libres para que otros lectores puedan disfrutarlos.

Páginas