Soy Caldas

En “¡Soy Caldas!” seguiremos el itinerario de la vida de Francisco José de Caldas, nuestro famoso criollo ilustrado, tratándolo de ubicar en su propia época, con sus triunfos y miserias, como un hombre de ciencia, pero también de carne y hueso, que sólo después sería convertido en un símbolo patrio y en uno de los héroes del panteón nacional.

Diplomado en Dirección de Arte para Teatro de Títeres

El arte del títere integra en sí diversas manifestaciones estéticas. Reúne a la escultura en sus formas físicas, la pintura en su maquillaje, el teatro cuando interviene como actor, la música con la voz, la danza en su movimiento, la literatura en su dramaturgia. Surge más allá de la lógica formal, desarrollándose en el fértil campo de la imaginación tanto del animador como del espectador.

Memorias del Diplomado: Gestión y lenguajes para la escena 2014

Durante los últimos ocho años el sector de jóvenes creadores en arte dramático ha realizado una apuesta por la generación de un espacio de formación permanente que fortalezca escenarios para la creación, circulación, gestión, producción y difusión escénica, con el objetivo de potenciar las propuestas de cada una de las agrupaciones de la ciudad y consolidar así su proyecto teatral.

Bogotá contada 3

Con esta tercera entrega de Bogotá contada se da continuidad a una exploración literaria y urbana que comprende ya a 32 escritores de 16 nacionalidades. A lo largo de los tres volúmenes publicados hasta ahora pueden resaltarse algunas constantes y recurrencias, como el clima impredecible y la presencia tutelar de los cerros, así como ciertas inflexiones del habla bogotana, entre otros rasgos que por acumulación van formando la imagen de ciudad que más resalta a los ojos del visitante.

Siete retratos

José Joaquín Jiménez —o simplemente Ximénez, el nombre con el que firmó sus textos más emblemáticos— es, junto con Ismael Enrique Arenas, Felipe González Toledo y Rafael Eslava, uno de los cuatro grandes de la crónica roja entre los años treinta y cuarenta del siglo XX en Colombia, pero sus historias de calles, antros y arrabales, de hampones, suicidas, prostitutas y gente del común, escritas con una prosa que bebía del folletín y la picaresca, y no pocos toques de ficción —algo impensabl

Páginas