Más de 185.000 personas vivieron Rock al Parque 2018
Contenido

Rock al Parque 2018 cerró con una asistencia de más de 185.000 personas, quienes vibraron hasta este lunes 20 de agosto a ritmo de punk, ska y rock. El final se dio con el envolvente sonido de Pennywise, cuyas letras fueron coreadas hasta el cansancio, porque el público demostró que estaba ansioso por disfrutar de esta agrupación estadunidense, que se presentó por primera vez en Colombia. Pennywise, en su aniversario 30, entonó su nuevo álbum Never Gonna Die,que dejó ver claramente su ADN, marcado por los grupos estadounidenses de los años 90 que revivieron el punk rock y lo llevaron a la cima del mercado. Empoderamiento personal, humor implacable y unos tiempos rápidos, tan temerarios como contagiosos, estuvieron en su show.

La banda comenzó su presentación después de que el público se emocionara con la proyección del vídeo expectativa de lo que será Rock al Parque 25 años, a realizarse el 2, 3 y 4 de noviembre de 2019, en una edición que la Alcaldía de Bogotá adelantó que será inolvidable. 

Juliana Restrepo, directora del Instituto Distrital de las Artes -Idartes, destacó que “este fue un festival que definitivamente celebró la diversidad, tanto de públicos como de artistas, este fue un año de apuestas musicales, en el que los asistentes disfrutaron con las agrupaciones internacionales, nacionales y, sobre todo, con las bandas distritales”.

Además del cierre con Pennywise,los grupos distritales Skampida (que celebró 20 años), SanpeceesteShipGinger y Los Tóxicos (ganadoras de convocatoria), Nadie y Mojiganga (Medellín), Tokyo Ska Paradise Orchestra de (Japón), los reconocidos músicos internacionales Lee Ranaldoy Alain Johannes, así como los nuevos reyes del stoner rock Kadavar (Alemania); dijeron que el rock lo es todo para un público sinigual, que demostró convivencia y pasión por la música.  

Por su parte, el escenario Eco se convirtió en el escenario femenino, presentando a bandas integradas o lideradas por mujeres como Descartes a Kant (México), V For Volume y Durazno (Bogotá), Bala (España), La Chiva Gantiva (colombianos en el exterior) y Liniker e os Caramelows, la primera artista transgénero en presentarse en el festival, que emocionó a un público que cantó en portugués sus temas.  

Los asistentes disfrutaron de grandes apuestas musicales que les permitieron conectarse cada vez más con lo que está pasando fuera del país, eso sin perder la esencia del rock, que se mantuvo con una oferta de hardcore y metalcore, representados por agrupaciones de amplia trayectoria como las estadounidenses Walls of JerichoSuicide Silence, por las citas alternativas con bandas comoThe Inspector Cluzo de (Francia) y la esperada Pussy Riot (Rusia). 

A su vez, en el Escenario Lago, el público presenció el potente show del roquero congolés Jupiter & Okwessy de los vibrantes sonidos de New York de Antibalas. Para los amantes del reggae y el ska, la agrupación Donkristobal & The Warriors (Medellín), además de la banda latinoamericana Dancing Mood, liderada por el reconocido músico argentino Hugo Lobo.

El sábado, como era de esperarse, el público respondió al llamado del metal. La asistencia fue de 75.175 personas, quienes se gozaron lo mejor del metal distrital, nacional e internacional, viendo, como nunca antes, a dos de las bandas suecas más importantes y legendarias de este género: Dark Tranquillity y Dark Funeral. Asi mismo, dos de las bandas más reconocidas del death metal actual, Suffocation Cattle Decapitation de Estados Unidos, compartieron escenario, en una jornada en la que tuvo lugar la celebración de cumpleaños de dos invitados colombianas: los 30 años de Masacre de Medellín, el mayor representante del death metal nacional y los 20 años de la agrupación caleña Skull.

Pero Rock al Parque no termina, la programación académica se extenderá hasta el 31 de agosto, conozca todas las actividades con expertos locales, nacionales e internacionales, en www.idartes.gov.co